Verrugas

Las verrugas son muy comunes y pueden ser muy persistentes. Una alternativa eficaz a los tratamientos químicos, o a los de congelación, es la terapia con láser. El tratamiento funciona mediante la absorción selectiva de la energía del láser sobre el suministro de sangre que alimenta la verruga. El suministro de sangre se interrumpe y la verruga “muere”.

Opciones de Tratamiento para Casos Persistentes y Recurrentes de Verrugas

Las verrugas – pequeños bultos feos que aparecen en la capa externa de la piel – son causadas por una infección de la piel después de contraer el virus del papiloma humano (VPH). Las diferentes cepas del VPH causan diferentes tipos de verrugas que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero por lo general se encuentran en las manos, los pies, las piernas, los genitales y la cara.

En nuestra práctica, tratamos muchísimos casos de verrugas, ya que son extremadamente comunes. Una gran cantidad de estos casos responden bien a la crioterapia (congelación de las verrugas), y esta es la típica primera línea de tratamiento. Las verrugas son congelados con nitrógeno líquido a una temperatura de -196 grados Celsius. Esto crea una ampolla que se cae dentro de las siguientes 2 semanas.

Nuestra práctica también ve muchos casos de verrugas persistentes. Estas son verrugas que siguen reapareciendo, crecen con resistencia a la crioterapia, o que no responden en absoluto a esta terapia.

¿Por qué algunos casos son más difíciles de tratar que otros?

“No sabemos”, dice el doctor Todd Minars. “Algunas personas que están perfectamente sanas y que no están de ninguna manera inmunocomprometidas, tienen un sistema inmunológico que simplemente no son muy buenos en la eliminación del VPH. Es como un pequeño punto ciego inmunológico “.

No hay una elegante “bala mágica” (como una píldora) para tratar el virus VPH. La manera de tratar las verrugas es destruir y deshacerse del propio tejido infectado de la propia verruga. Cuando las causas de infección recurrente repiten los casos de verrugas, nuestro equipo va a hacerles frente con uno de los métodos más agresivos y especializados a nuestra disposición. “Puede tomar tiempo para deshacerse de estos tipos de verrugas persistentes”, explica el Dr. Todd. “Lo que funcionó durante el último brote de un paciente podría no funcionar la próxima vez. La mejor manera de deshacerse de estas verrugas en la forma más rápida posible es tener un número de expertas y avanzadas opciones para elegir”.

El V-Beam Láser Vascular:

Es la herramienta preferida del Dr. Norman Minars. El V-Beam es un láser de luz pulseada que se utiliza para el tratamiento cualquier alteración vascular. Es un procedimiento rápido que utiliza calor para destruir la verruga, destruyendo los vasos sanguíneos que la están alimentando.

Afeitarlo:

Este es el método preferido Dr. Todd Minars;”es un método quirúrgico y limpio”, él dice. Después de inyectar lidocaína en la verruga, se elimina la misma con un bisturí o una navaja.

Inmunoterapia con Antígeno Candida:

Marianna Helin, ARNP, utiliza este enfoque. La idea detrás de este tratamiento es para estimular una respuesta inmunológica para que el mismo cuerpo pueda combatir el VPH. Una pequeña cantidad de la levadura muerta se inyecta directamente en la verruga para construir la respuesta inmune del cuerpo que combata el virus. Este método ha sido muy exitoso con verrugas persistentes y no deja cicatrices.

Bleomicina:

El Dr. Ran Huo se especializa en el tratamiento de las verrugas con bleomicina, un antibiótico de acción quimioterápeutica para combatir el cáncer, que inyecta directamente en las verrugas. Tiene una alta tasa de éxito, pero a veces puede ser doloroso, y se requiere a menudo de 3 a 4 tratamientos. Es el último recurso para las verrugas que son resistentes a todos los otros tratamientos, y no es adecuado para aplicarlo en niños, mujeres embarazadas, o personas que tienen enfermedades vasculares.

Cómo tratamos a los niños que tienen verrugas

Cantaridina (“Beetlejuice” –Jugo de escarabajo-):

Nuestra práctica trata a muchos niños con verrugas, y tenemos una técnica indolora que utilizamos en todos ellos. Cantaridina es un medicamento líquido derivado de una mosca de España. El Beetlejuice (como nos gusta llamarlo) provoca la formación de ampollas, que mata a la verruga. Lo aplicamos directamente sobre la verruga y dejamos que se seque. En 3 a 4 horas, los padres pueden lavarla en casa con agua y jabón. Puede haber algo de enrojecimiento o sensibilidad en los primeros 2-3 días después del tratamiento. La zona afectada se cura por completo dentro de las siguientes dos semanas.